Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
En español
Translate

Pérdida de la audición inducida por el ruido

Ruido y pérdida de la audición

Cuando los oídos están expuestos a ruidos extremadamente fuertes, o a ruidos fuertes de manera prolongada, las estructuras del oído interno pueden dañarse, llevando a la pérdida de la audición producida por el ruido.

¿Qué significa un ruido fuerte?

La intensidad del ruido o del sonido se caracteriza por la intensidad medida en decibeles, el tono medido en hercios (Hz, que significa ciclos por segundo) y la duración. Los niveles en una conversación normal están alrededor de los 60 decibeles. La exposición constante a más de 85 decibeles puede ser peligrosa. El tono es la frecuencia de las vibraciones del sonido por segundo. Cuanto más bajo es el tono (sonido más grave), menor será la cantidad de vibraciones por segundo.

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery) el ruido es dañino si:

  • Usted tiene que gritar para que le escuchen.

  • Le duelen los oídos.

  • Le zumban los oídos.

  • Usted tiene dificultad para oír durante un par de horas después de la exposición.

¿Cómo puede producir un ruido fuerte pérdida de la audición?

Los ruidos fuertes pueden dañar las células pilosas del oído interno y el nervio acústico, denominándose pérdida neurosensorial de la audición o sordera nerviosa. La pérdida neurosensorial de la audición puede ser por infección, lesiones en la cabeza, envejecimiento, ciertos medicamentos, defectos de nacimiento, tumores, problemas circulatorios de la sangre o presión de la sangre alta y derrame cerebral.

El daño puede ocurrir con un ruido breve pero intenso, tal como una explosión, o por ruidos fuertes continuos tales como ruidos en un ambiente de trabajo bastante ruidoso. La pérdida de la audición causada por ruidos fuertes puede ser inmediata u ocurrir lentamente tras años de exposición continua.

La pérdida de la audición inmediata está a menudo acompañada por tinnitus o zumbidos en los oídos o cabeza. La pérdida de audición inmediata puede ocurrir en uno o ambos oídos y a menudo implica un daño severo en la estructura del oído interno

La exposición prolongada al ruido puede cambiar la estructura de las células pilosas del oído interno, provocando la pérdida de la audición. Tinnitus, que es el sonido de un zumbido, rugido o chasquido dentro de la cabeza, a menudo también ocurre con la exposición prolongada al ruido.

La pérdida de audición producida por el ruido puede ser permanente o temporal.

Ruidos que producen pérdida de la audición

La pérdida de la audición puede suceder después de una única exposición a un ruido fuerte o después de repetidas exposiciones a ruidos fuertes variados. La exposición a ruidos altos puede darse en el trabajo, en el hogar o en lugares de recreo. Ejemplos de ruidos que pueden producir pérdida de la audición ya sea inmediata o con el transcurso del tiempo son:

  • Actividades recreativas

    • Disparar pistolas y otras armas

    • Motos para la nieve

    • Coches de carreras

    • Motocicletas

    • Trompetas

    • Aeromodelos

    • Pistolas de juguete

    • Reproductores de audio personales con auriculares

  • En el hogar

    • Tituradores de basura

    • Aspiradoras

    • Cortadoras de césped

    • Sopladora de hojas

    • Herramientas de taller

  • En el trabajo

    • El equipo para trabajar la madera

    • Sierra de cadena

    • Chorreadora de arena

    • Construcción pesada

    • Motores a reacción

    • Otra maquinaria ruidosa

¿Cómo prevenir la pérdida de la audición inducida por el ruido?

Si sabe que va a estar expuesto a ruidos fuertes, ya sea temporalmente o a lo largo de un periodo de tiempo mayor, utilice tapones para los oídos u orejeras para ayudarle a prevenir la pérdida de audición. Los tapones para los oídos, que encajan en el canal auditivo externo, y las orejeras, que encajan en toda la superficie externa del oído, disminuyen la intensidad del sonido que llega al tímpano. Otras medidas preventivas incluyen las siguientes:

  • Proteger a los niños pequeños de ruidos fuertes.

  • Ser consciente de los ruidos dañinos que hay en su ambiente.

  • Conocer los ruidos demasiado fuertes que pueden producir daño.

  • Someterse a un examen médico para medir su audición.

¿Qué ruidos pueden afectar la audición?

Nivel de seguridad

Decibeles (aproximadamente)

Tipo de ruido

Peligro: Puede ocurrir pérdida permanente de la audición

140

Petardos; concierto de música rock

 

110

Sierra de cadena, motos para la nieve

Advertencia: Puede ocurrir pérdida gradual de la audición con el transcurso del tiempo

90

Cortadora de césped; motocicletas

Seguro

80

Ruido del tráfico

 

60

Conversación normal

 

30

Susurro

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 5/27/2014
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered By Krames StayWell
Copyright © Krames StayWell except where otherwise noted.
About Us
  • Follow Us On:
  • Facebook
  • Twitter
  • Health Hub
  • Pinterest
  • Google+
  • YouTube
  • RSS
  •  
  • Bookmark and Share
© Brigham and Women's Hospital | 75 Francis Street, Boston MA 02115 | 617-732-5500