Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
En español
Translate

Esclerosis múltiple

¿Qué es la esclerosis múltiple (MS)?

Ilustración del sistema nervioso
Haga clic en la imagen para agrandarla

La esclerosis múltiple (MS) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central. Se cree que es un trastorno autoinmune. Es una condición impredecible que puede ser relativamente benigna, discapacitante o devastante. Algunas personas con MS pueden ser levemente afectados, mientras que otras pueden perder su capacidad para ver claramente, escribir, hablar o caminar cuando se perturba la comunicación entre el cerebro y otras partes del cuerpo.

La mielina es un tejido grasoso que rodea y protege las fibras nerviosas. La mielina se pierde en múltiples áreas con MS. Esta pérdida de mielina forma tejido cicatrizante llamado esclerosis. Estas áreas son también llamadas placas o lesiones. Cuando están dañados de esta manera, los nervios no pueden conducir impulsos eléctricos a y del cerebro.

¿Qué causa la esclerosis múltiple?

Hay muchas causas posibles de MS, incluyendo las siguientes:

  • Trastornos autoinmunes

  • Agentes infecciosos, como los virus

  • Factores ambientales

  • Factores genéticos

Sin embargo, no se conoce lo suficiente sobre el rol que estos factores juegan para describir definitivamente por qué un paciente en particular desarrolla MS.

¿Cuáles son los síntomas de la MS?

Los síntomas de la MS son erráticos. Pueden ser leves o severos, de larga o corta duración. Pueden aparecer en diversas combinaciones, dependiendo del área afectada del sistema nervioso. Los siguientes son los síntomas más comunes de la MS. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Síntomas iniciales de la MS
    Los siguientes son con frecuencia los síntomas iniciales de la MS:

    • Visión borrosa o doble

    • Distorsión del color rojo-verde

    • Dolor y pérdida de la visión debido a neuritis óptica, una inflamación del nervio óptico

    • Dificultad para caminar

    • Parestesia. Esto se refiere a una sensación anormal, o dolor, como un entumecimiento, hormigueo, o "alfileres y agujas".

  • Otros síntomas de la esclerosis múltiple
    Durante el curso de la enfermedad, una persona puede experimentar cualquiera o todos los síntomas siguientes, en grados variables:

    • Debilidad muscular en las extremidades

    • Dificultad con la coordinación Puede resultar dificultad para caminar o mantenerse de pie; es posible parálisis parcial o completa.

    • Espasticidad. El tono aumentado involuntario de los músculos que lleva a rigidez y espasmos.

    • Fatiga. Esta puede ser desencadenada por la actividad física, pero puede sosegarse con el descanso; es posible la fatiga persistente y constante.

    • Pérdida de sensación

    • Impedimentos del habla

    • Temblores

    • Mareos

    • Pérdida de la audición

    • Perturbaciones del intestino y la vejiga

    • Depresión

    • Cambios en la función sexual


    Aproximadamente el 50 por ciento de todas las personas con MS experimentan deficiencias cognitivas relacionadas con su enfermedad. Los efectos de estas deficiencias pueden ser leves, con frecuencia detectables solo después de una prueba completa, y puede incluir dificultad con alguno o todos los siguientes:

    • Concentración

    • Atención

    • Memoria

    • Mal juicio

Categorías de los síntomas de la MS

Síntomas primarios. Un resultado directo de la desmielinización, la destrucción de la mielina (la vaina grasosa que rodea y aísla las fibras nerviosas en el sistema nervioso central) puede resultar en los siguientes.

  • Debilidad

  • Entumecimiento

  • Temblores

  • Pérdida de la visión

  • Dolor

  • Parálisis

  • Pérdida del equilibrio

  • Disfunción de la vejiga e intestino

Síntomas secundarios. Complicaciones que surgen como resultado de los síntomas primarios, por ejemplo:

  • La parálisis puede conducir a úlceras por decúbito.

  • La disfunción de la vejiga puede causar infecciones repetidas del tracto urinario.

  • La inactividad puede resultar en debilidad, pobre alineación postural y control del tronco, desequilibrios musculares, densidad ósea disminuida, y/o respiración superficial e ineficiente.

  • Volverse menos móvil debido a debilidad y dificultad para tragar puede conducir a un riesgo mayor de neumonía.

Síntomas terciarios. Las complicaciones sociales, vocacionales y psicológicas de los síntomas primarios y secundarios, por ejemplo:

  • Una persona que se vuelve incapaz de caminar o manejar puede perder su subsistencia.

  • El esfuerzo por lidiar con una enfermedad neurológica crónica puede perturbar las relaciones personales.

  • La depresión se ve con frecuencia entre personas con MS.

Los síntomas de la MS pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con su médico para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la esclerosis múltiple?

Con la medicina actual, no existe prueba definitiva disponible para diagnosticar la esclerosis múltiple. Sin embargo, se puede hacer un diagnóstico probable siguiendo un proceso cuidadoso que demuestre que los hallazgos son consistentes con la MS que también gobiernan otras causas y enfermedades.

¿Cuáles son los dos criterios utilizados cuando se diagnostica la MS?

  1. Deben haber ocurrido dos ataques al menos con un mes de diferencia. Un ataque es una aparición repentina o empeoramiento de algún síntoma o síntomas de la MS que duren al menos 24 horas.

  2. Debe haber más de un área de daño a la mielina del sistema nervioso central, la vaina que rodea y protege las fibras nerviosas, que debe haber ocurrido en más de un punto en el tiempo y que no fue causada por cualquier otra enfermedad.

Más comúnmente hoy en día, un ataque único junto con ciertos patrones de cambios en el tejido cerebral vistos en una imagen de resonancia magnética (MRI) del cerebro (ver la descripción de esto a continuación) puede sugerir fuertemente el diagnóstico de la MS.

¿Qué cubre una evaluación de la MS?

La evaluación de la MS involucra un historial médico completo y examen neurológico, que incluye:

  • Funciones mentales

  • Funciones emocionales

  • Funciones del lenguaje

  • Movimiento y coordinación

  • Visión

  • Equilibrio

  • Funciones de los cinco sentidos

Procedimientos de evaluación de la MS

Lo siguiente puede ser utilizado cuando se evalúa la esclerosis múltiple:

  • Imágenes por resonancia magnética (MRI). Un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo; para detectar la presencia de placas o cicatrices causadas por la MS.

  • Potenciales evocados. Procedimientos que registran las respuesta eléctricas del cerebro a estímulos visuales, auditivos y sensoriales; para mostrar si hay una reducción de mensajes en las diversas partes del cerebro.

  • Análisis del fluido espinal cerebral (llamado también punción espinal o punción lumbar). Un procedimiento utilizado para hacer una evaluación o diagnóstico examinando el fluido extraído de la columna espinal; para revisar en busca de anormalidades celulares y químicas asociadas con la MS.

  • Pruebas de sangre. Estas se hacen para descartar otras causas de diversos síntomas neurológicos.

La evaluación y diagnóstico de la MS requiere de una variedad de herramientas para descartar otros posibles trastornos y una serie de pruebas de laboratorio que, de resultar positivas, confirmen el diagnóstico.

Tratamiento de la MS

El tratamiento específico para la MS será determinado por su médico con base en:

  • Su edad, salud global e historial médico

  • Extensión de la enfermedad

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas del tratamiento de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

Los tratamientos para las condiciones asociadas con la MS pueden incluir los siguientes:

  • Medicamentos

  • Ensayos clínicas

  • Tecnología de asistencia

  • Actividades de rehabilitación

Todavía no hay cura para la MS. Sin embargo, existen estrategias para modificar el curso de la enfermedad, tratar las exacerbaciones, manejar los síntomas y mejorar la función y movilidad.

Rehabilitación para personas con MS

La rehabilitación varía dependiendo del rango, expresión, severidad y progreso de los síntomas. La rehabilitación de la MS puede ayudar a lograr lo siguiente:

  • Restablecer las funciones que son esenciales a las actividades de la vida diaria (ADL)

  • Ayudar al paciente a lograr independencia máxima

  • Promover la participación de la familia

  • Facultar al paciente a tomar las decisiones apropiadas relacionadas con su atención

  • Educar al paciente con respecto al uso de dispositivos de asistencia (por ejemplo, bastón, abrazaderas o andaderas)

  • Establecer un programa apropiado de ejercicios que promueva la fuerza muscular, resistencia y control

  • Restablecer las destrezas motrices

  • Mejorar las destrezas de comunicación para pacientes que tienen dificultad para hablar debido a debilidad o falta de coordinación de los músculos de la cara y lengua.

  • Manejar la incontinencia del intestino o vejiga

  • Brindar capacitación cognitiva

  • Adaptar el ambiente del hogar para enfatizar la función, seguridad, accesibilidad y movilidad

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith MSN FNP RN CCRC
Revisor médico: Joy Fincannon RN MN
Revisor médico: Kelley Gaskin RN MN
Revisor médico: Louise Akin RN BSN
Revisor médico: Nancy Bowers RN MPH RN MPH
Revisor médico: Sara Foster RN MPH
Revisor médico: Lee Jenkins
Última revisión: 12/31/2009
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered By Krames StayWell
Copyright © Krames StayWell except where otherwise noted.
About Us
  • Follow Us On:
  • Facebook
  • Twitter
  • Health Hub
  • Pinterest
  • Google+
  • YouTube
  • RSS
  •  
  • Bookmark and Share
© Brigham and Women's Hospital | 75 Francis Street, Boston MA 02115 | 617-732-5500