Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Electrolitos

¿Esta prueba tiene otros nombres?

Panel de electrolitos, iones, sodio (Na), potasio (K), cloruro (Cl), dióxido de carbono (CO2).

¿Qué es esta prueba?

Es un análisis que se utiliza para medir los electrolitos principales del cuerpo: el sodio, el cloruro, el potasio y el dióxido de carbono.

Las células del cuerpo mantienen cuidadosamente el equilibrio entre los líquidos y los electrolitos. Los electrolitos son minerales con carga eléctrica. Hacen que el líquido entre y salga de las células. Llevan nutrientes hasta las células y retiran los productos de desecho. Ayudan a mantener un nivel de agua normal y un nivel de pH estable. Ayudan a que los ácidos y las bases de la sangre se mantengan equilibrados.

En la sangre y los tejidos, los electrolitos se encuentran en la forma de sales. Usted obtiene los electrolitos de los alimentos que come y de los líquidos que bebe.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Podría necesitarla si tiene confusión, náuseas y debilidad. A menudo, estos son indicios de que los electrolitos del cuerpo pueden estar en desequilibrio.

Si está en el hospital, su proveedor de atención médica puede pedirle un panel de electrolitos para ayudar a determinar un diagnóstico o descartar otros problemas. También es posible que necesite esta prueba si su proveedor de atención médica quiere vigilar su tratamiento para otra afección. Por ejemplo, una insuficiencia cardíaca puede causar un desequilibrio de electrolitos. Por esto, se puede hacer este análisis a una persona que está en el hospital por una insuficiencia cardíaca para ver si el tratamiento está funcionando.

También le pueden realizar esta prueba si tiene lo siguiente:

  • Diarrea

  • Vómitos

  • Agotamiento físico

  • Mareos

  • Debilidad

  • Diabetes

  • Enfermedades cardíacas

  • Daño en los nervios

  • Problemas musculares

  • Tratamiento contra el cáncer

  • Enfermedad renal crónica

También le pueden hacer una prueba de electrolitos si está tomando diuréticos u otros medicamentos que hacen que orine con mayor frecuencia.

Su proveedor de atención médica también puede hacerle esta prueba si usted padece un desmayo o síncope mientras hace algún deporte o ejercicio o si está en el hospital por una enfermedad relacionada con el calor. Los electrolitos se pierden al sudar. Por lo tanto, si está deshidratado por los deportes o el calor, podría producirse un desequilibrio peligroso de electrolitos.

¿Qué otras pruebas podrían hacerme junto con esta?

También podría necesitar un análisis de orina para detectar cloruro, un análisis de sangre para detectar glucosa o un análisis de orina básico. Si tuvo un ataque al corazón, es posible que también le hagan un electrocardiograma, junto con la prueba de electrolitos. Quizás le hagan otros análisis de sangre para ver cómo funcionan los riñones.

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Los resultados de la prueba pueden variar según su edad, sexo, antecedentes médicos, el método utilizado para el análisis y otros factores. Es posible que sus resultados no signifiquen que usted tenga algún problema. Para saber qué significan, hable con su proveedor de atención médica. 

Cada parte de un panel de electrolitos se utiliza para analizar un electrolito diferente. Los resultados varían según su edad y su estado de salud.

Los resultados se indican en miliequivalentes por litro (mEq/l). Aquí se mencionan los rangos normales para cada tipo de electrolito en la sangre:

Potasio (K)

  • Adultos: de 3.5 a 5 mEq/l

  • Niños: de 3.4 a 4.7 mEq/l

  • Bebés: de 4.1 a 5.3 mEq/l

  • Recién nacidos: de 3.9 a 5.9 mEq/l

Si los niveles de potasio son demasiado altos o demasiado bajos, puede estar en peligro de tener un choque (shock) o un ritmo cardíaco peligroso.

Cloruro (Cl)

  • Adultos: de 98 a 106 mEq/l

  • Niños: de 90 a 110 mEq/l

  • Recién nacidos: de 96 a 106 mEq/l

  • Bebés prematuros: de 95 a 110 mEq/l

Sodio (Na)

  • Adultos: de 136 a 145 mEq/l

  • Adultos mayores de 90 años: de 132 a 146 mEq/l

  • Niños: de 138 a 146 mEq/l

  • Bebés prematuros a las 48 horas: de 128 a 148 mEq/l 

  • Recién nacidos: de 133 a 146 mEq/l

Dióxido de carbono o bicarbonato (CO2)

  • Adultos: de 23 a 28 mEq/l

  • Niños: de 20 a 28 mEq/l

  • Bebés: de 20 a 28 mEq/l

  • Recién nacidos: de 13 a 22 mEq/l

¿Cómo se realiza esta prueba?

Los electrolitos pueden controlarse con un análisis de sangre u orina. Para el análisis de sangre se requiere una muestra de sangre. Se utiliza una aguja para extraer sangre de una vena del brazo o de la mano. Para un análisis de orina, debe proporcionar una muestra de orina en un recipiente para ese fin.

¿Esta prueba implica algún riesgo?

Tomar una muestra de sangre con una aguja implica algunos riesgos. Estos incluyen sangrado, infección, moretones o sensación de mareo. Cuando le pinchen el brazo o la mano con la aguja, es posible que sienta una leve sensación de escozor o dolor. Después, la zona puede estar adolorida. 

El análisis de orina no implica riesgos conocidos.

¿Qué factores podrían afectar los resultados de mi prueba?

La cantidad de líquido que beba o pierda puede afectar los resultados de su prueba. Los resultados también pueden verse afectados por vómitos, diarrea o sudor excesivo por hacer ejercicio.

Algunos medicamentos, como los que se usan para disminuir la presión arterial alta (hipertensión) o reducir la acidez estomacal, pueden causar problemas de electrolitos.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

Pregunte a su proveedor de atención médica si debe dejar algún alimento o medicamento antes de esta prueba. Además, informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos, los productos a base de hierbas, las vitaminas y los suplementos que usa. Esto incluye los medicamentos que no necesitan receta y toda droga ilegal que pudiera estar consumiendo.

Revisor médico: Chad Haldeman-Englert MD
Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 8/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell