Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Bronchiectasis

¿Qué es la bronquiectasia?

La bronquiectasia es una afección que afecta las vías respiratorias de los pulmones. Suele estar causada por la cicatrización resultante de una infección u otra afección inflamatoria. Se puede nacer con una afección que hace más probable su desarrollo. La bronquiectasia daña las paredes de las vías respiratorias. Con el tiempo, se convierten en cicatrices, se inflaman y se engrosan. Entonces no pueden eliminar la mucosidad. Este daño puede provocar graves infecciones pulmonares y otros problemas de salud importantes.

Las vías respiratorias están formadas por una serie de tubos ramificados. Estos se llaman bronquios, y los más pequeños son los bronquiolos. A través de estos tubos, los pulmones llevan oxígeno al cuerpo. También eliminan el dióxido de carbono del cuerpo.

Las vías respiratorias suelen tener una capa de mucosidad. Esta sustancia pegajosa ayuda a eliminar el polvo, las bacterias y los residuos de las vías respiratorias. Unas estructuras diminutas en forma de pelo (cilios) ayudan a desplazar la mucosidad. Este proceso elimina la mucosidad. Con el tiempo, la mucosidad se traga o se tose.

Diversas afecciones, como una infección, pueden provocar la acumulación de mucosidad en las vías respiratorias. Esta acumulación crea un lugar ideal para el crecimiento de bacterias. Que a su vez pueden provocar más infecciones. Cada infección daña un poco más las vías respiratorias. Así, es más probable que se produzca otra infección.

Con el tiempo, estas infecciones repetidas pueden dañar permanentemente las paredes de las vías respiratorias. Las vías respiratorias se ensanchan. Aparecen cicatrices y las vías se engrosan. Con el tiempo, pueden no ser capaces de transferir el oxígeno del aire de los pulmones al cuerpo. Cualquier persona puede desarrollar bronquiectasia. Pero es más común en las mujeres. En niños, afecta más a los varones que a las niñas.

La bronquiectasia no es frecuente en EE. UU. Es más frecuente en las zonas del mundo que tienen un acceso deficiente a la atención médica y un mayor riesgo de infecciones pulmonares.

How to say it

brohng-kee-EHK-tuh-sihs

¿Cuáles son las causas de la bronquiectasia?

Cualquier cosa que provoque un daño constante en las vías respiratorias puede provocar bronquiectasia. Las infecciones pulmonares también son una causa importante. También lo son las enfermedades que dañan los pulmones en sí o que hacen más propensas las infecciones pulmonares. Entre ellas, se encuentran los siguientes:

  • Fibrosis quística (provoca casi 50 de cada 100 casos en Estados Unidos)

  • Infección por neumonía grave

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

  • Asma

  • Tos ferina o sarampión

  • Tuberculosis

  • Infecciones por hongos

  • Trastornos de inmunodeficiencia

  • Aspergilosis broncopulmonar alérgica

  • Trastornos que afectan a la función de los cilios

  • Inhalar comida o líquidos en los pulmones

  • Ciertas enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoide

  • Obstrucción de las vías respiratorias (por ejemplo, por un objeto respirado de niño o por un tumor)

  • Problemas de desarrollo de los pulmones presentes en el nacimiento (congénitos)

En muchos casos, se desconoce la causa exacta.

¿Quiénes están en riesgo de tener bronquiectasia?

Es más probable que padezca bronquiectasia si tiene una afección que daña las vías respiratorias o aumenta la posibilidad de sufrir una infección pulmonar. El tratamiento de estos problemas de salud puede reducir el riesgo de tener bronquiectasia.

Síntomas de la bronquiectasia

Los daños en las vías respiratorias suelen comenzar en la niñez. Puede que no tenga síntomas hasta meses o años después de infecciones repetidas. Entre las señales más frecuentes se encuentran las siguientes:

  • Tos persistente (puede ser con sangre)

  • Grandes cantidades de mucosidad (esputo) expulsado diariamente

  • Falta de aire al respirar

  • Sibilancias al respirar

  • Dolor en el pecho

  • Engrosamiento de la carne debajo de las uñas de las manos y de los pies (acropaquia)

  • Cansancio extremo (agotamiento físico)

  • Incapacidad de un niño para aumentar de peso y crecer correctamente

Algunas personas no tienen síntomas o tienen pocos. Otras tienen síntomas todos los días que empeoran con el tiempo.

¿Cómo se diagnostica la bronquiectasia?

En primer lugar, el proveedor de atención médica le preguntará sobre sus antecedentes médicos. Además, lo examinarán. Puede que necesite pruebas y análisis para ayudar a obtener un diagnóstico. Estas pruebas pueden ayudar a descubrir las causas subyacentes que podrían necesitar tratamiento. Estas pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Tomografía computarizada del tórax. Muestra imágenes precisas de sus vías respiratorias. Suele usarse frecuentemente para hacer el diagnóstico.

  • Radiografía de tórax. Proporciona información sobre el corazón y los pulmones.

  • Análisis de sangre. Se realiza para averiguar si tiene una afección subyacente.

  • Cultivo de esputo. Se hace para determinar si su esputo contiene ciertas bacterias u hongos.

  • Análisis de sudoración o pruebas genéticas. Se hace para descartar fibrosis quística.

  • Análisis de sangre. Se realiza para determinar si tiene niveles bajos de anticuerpos (inmunoglobulinas) en la sangre.

  • Pruebas de la función pulmonar. Así se puede ver la cantidad de daño pulmonar que tiene.

  • Broncoscopia. Con esto se puede observar el interior de las vías respiratorias. Se realiza si no responde al tratamiento.

¿Cómo se trata la bronquiectasia?

La bronquiectasia se suele tratar con medicamentos. Es posible que también necesite fisioterapia. También se recomienda mantener un buen nivel de hidratación. Beber suficiente agua puede ayudar a evitar que la mucosidad se espese, lo que puede dificultar el acto de expulsarla al toser.

Algunos medicamentos que puede tomar son los siguientes:

  • Antibióticos. Sirven para tratar infecciones repetidas.

  • Broncodilatadores. Relajan las vías respiratorias y facilitan la respiración.

  • Esteroides inhalados. Disminuyen la inflamación (a menudo combinados en el mismo inhalador que los broncodilatadores).

  • Expectorantes y mucolíticos. Ayudan a aflojar la mucosidad en los pulmones y facilitan su expulsión al toser.

  • Descongestivos. Ayudan a aliviar la congestión.

La fisioterapia torácica es otra parte importante del tratamiento. Consiste en golpes repetidos en el pecho y la espalda para aflojar la mucosidad de los pulmones. También puede aprender métodos especiales de respiración. Estos pueden mover la mucosidad hacia la parte superior de las vías respiratorias para que pueda expulsarla al toser. Su proveedor de atención médica también podría aconsejarle usar un dispositivo de mano o portátil. Estos ayudan a mover y eliminar la mucosidad de los pulmones. Hay muchos dispositivos disponibles. Su proveedor le indicará las opciones más adecuadas para usted.

Algunas personas pueden necesitar oxigenoterapia. Los niveles de oxígeno en su sangre pueden ser demasiado bajos. Su proveedor de atención médica también puede recomendar una cirugía. Puede ser una opción si otros tratamientos no dieron resultado y la afección está aislada en una zona del pulmón. En raras ocasiones, podría necesitar un trasplante de pulmón.

Su plan de tratamiento dependerá de la gravedad de los síntomas, de sus otras afecciones de salud y de otros factores. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden impedir que la afección empeore.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la bronquiectasia?

La insuficiencia respiratoria es una posible complicación. Ocurre cuando no pasa suficiente oxígeno de los pulmones a la sangre. Puede causar una grave falta de aliento. Su piel también puede adquirir una coloración azulada. Es posible que necesite oxigenoterapia o presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés).

A medida que las vías respiratorias se dañan, es posible que algunos de los vasos sanguíneos de las vías respiratorias tengan paredes más delgadas. Es más probable que se abran y provoquen una hemorragia pulmonar. Esto se llama hemoptisis.

Si la mucosidad se vuelve espesa y bloquea toda la vía respiratoria, también puede colapsar una parte del pulmón. Eso puede causar mayor falta de aire.

¿Qué puedo hacer para prevenir la bronquiectasia?

Las siguientes medidas podrían resultarle útiles para prevenir la bronquiectasia:

  • Asegúrese de que usted y sus hijos hayan recibido las vacunas contra el sarampión y la tos ferina.

  • Vacúnese anualmente contra la gripe y la neumonía según se lo aconsejen.

  • Manténgase alejado de sustancias nocivas que pueden dañar sus pulmones, como el humo, los gases y las emanaciones.

  • Busque tratamiento de inmediato si tiene alguna infección pulmonar.

  • Vigile a los niños para asegurarse de que no aspiren objetos pequeños. Busque atención médica de inmediato si eso sucede.

  • Trate rápidamente cualquier afección que pueda causar bronquiectasia.

Cómo manejar la bronquiectasia

Su proveedor de atención médica le dirá cómo manejar la bronquiectasia. Estas instrucciones pueden incluir las siguientes:

  • Vacunarse contra la gripe y la neumonía

  • Lávese las manos con frecuencia.

  • Dejar de fumar

  • Seguir una dieta saludable

  • Mantener un buen nivel de hidratación

  • Hacer actividad física

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre

  • Dificultad para respirar

  • Otros síntomas de una infección

Si los síntomas empeoran, debe consultar con su proveedor de atención médica lo antes posible.

Información importante sobre la bronquiectasia

  • La bronquiectasia es una afección que afecta las vías respiratorias de los pulmones. Con el tiempo, las vías respiratorias no son capaces de eliminar la mucosidad tan bien como antes. Es más probable que se produzcan infecciones.

  • Suele estar causada por una infección u otra afección inflamatoria. También se puede nacer con una afección que hace más probable su desarrollo.

  • Con el tiempo, puede causar serios problemas de salud en algunas personas. Como la insuficiencia cardíaca o respiratoria.

  • El tratamiento temprano de las enfermedades respiratorias puede ayudar a prevenir la bronquiectasia. También puede ayudar a que la enfermedad no empeore.

  • El tratamiento puede incluir medicamentos y fisioterapia. También es posible que tenga que hacer algunos cambios en su estilo de vida.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: David A Kaufman MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by StayWell
About StayWell