Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Posible fractura oculta

¿Qué es una posible fractura oculta?

Una fractura es un hueso roto. Oculto quiere decir escondido. Una fractura está oculta cuando no se ve bien en una radiografía. Se habla de una posible fractura oculta cuando se sospecha que hay una fractura y necesita confirmarse con otras pruebas de diagnóstico por imágenes.

Las fracturas ocultas pueden producirse por una caída u otro tipo de lesión repentina (aguda). También pueden deberse a lesiones repetitivas o a la tensión normal en huesos que están débiles. Las fracturas causadas por lesiones repetitivas se denominan fracturas por sobrecarga. Las que se generan por presiones normales en huesos débiles son fracturas por insuficiencia. A estos dos tipos de fractura también se los denomina fracturas por esfuerzo.

Algunos lugares comunes en los que se producen las fracturas ocultas son la cadera, la tibia (hueso de la espinilla), la parte superior del brazo y los huesos del tobillo, del pie, de la muñeca y de la columna vertebral. Las fracturas por sobrecarga son más comunes en la parte inferior del cuerpo que en la parte superior. También son más comunes en las mujeres que en los hombres. Con frecuencia se producen en los atletas y en reclutas militares.

¿Cuáles son las causas de una posible fractura oculta?

Los accidentes, como las caídas, pueden producir algunas fracturas ocultas. Las demás se deben a actividades repetitivas o a huesos debilitados.

Las actividades repetitivas como correr, marchar y arrojar objetos pueden provocar fracturas por sobrecarga. Estas lesiones ocurren con frecuencia en personas que aumentan repentinamente su nivel de actividad. Sus acciones producen grietas diminutas en el hueso. Normalmente, el hueso logra reparar esas fracturas pequeñas, pero lleva tiempo. Y si la actividad continúa o vuelve a ocurrir antes de que se terminen de reparar, las fracturas pequeñas pueden acumularse y formar una fractura por sobrecarga. En casos extremos, las actividades continuas pueden producir fracturas repentinas más grandes.

Las fracturas por insuficiencia ocurren en huesos débiles. Los huesos pueden debilitarse bastante al punto de no poder soportar las presiones normales que se generan al caminar, girar o hacer otras actividades de bajo impacto. Estas son algunas causas de debilidad en los huesos:

  • Pérdida de masa ósea (osteoporosis)

  • Trastornos genéticos, como la osteogénesis imperfecta

  • Artritis reumatoide

  • Tumores en los huesos

  • Exposición a la radiación o a la quimioterapia

  • Uso prolongado de esteroides

  • Infección

  • Enfermedad renal (de los riñones)

¿Quién corre riesgo de tener una posible fractura oculta?

Puede tener un mayor riesgo de fracturas ocultas en los siguientes casos:

  • Tiene una afección que debilita los huesos.

  • No está en buen estado físico.

  • Es recluta militar.

  • Participa en determinadas actividades deportivas.

Los deportes que aumentan el riesgo de tener fracturas por sobrecarga en la pierna, el tobillo y el pie incluyen las carreras de larga distancia, atletismo, básquetbol, fútbol americano, fútbol y danza. Las fracturas por sobrecarga en la columna vertebral son más comunes en gimnastas, jugadores de vóley y de fútbol americano, bailarines y porristas. Las fracturas por sobrecarga en el hombro y el brazo pueden ocurrir en lanzadores de béisbol, porristas y gimnastas.

Otros factores que pueden aumentar el riesgo:

  • Ser mujer

  • Períodos menstruales anormales o ausentes (en la mujer)

  • Mala nutrición o trastornos de la alimentación

  • Tos crónica

  • Arcos altos o pies planos

  • Fracturas por sobrecarga anteriores

  • Tabaquismo

  • Consumir más de 10 bebidas alcohólicas a la semana

¿Cuáles son los síntomas de una posible fractura oculta?

El síntoma más común de una fractura oculta es el dolor. Quizás perciba que el dolor empeora con algunas actividades y mejora con reposo. Incluso al caminar, el simple hecho de apoyar el peso sobre la pierna puede producir dolor. Si tiene una fractura oculta en la cadera, es posible que no pueda caminar. Las fracturas ocultas por lo general producen dolor en una zona específica, en vez de un dolor generalizado. Es posible que sienta un aumento repentino del dolor si la fractura se hace más grande por el esfuerzo continuado del hueso.

¿Cómo se diagnostica una posible fractura oculta?

Su proveedor de atención médica le preguntará acerca de sus antecedentes da salud y sus síntomas recientes. Es posible que le haga un examen y perciba una zona específica de sensibilidad, dolor con determinados movimientos e hinchazón.

Su proveedor de atención médica lo enviará a hacerse radiografías. En las radiografías se puede ver cualquier signo de un hueso roto. Si se ve normal a pesar de la sospecha de fractura, quizás deba hacer radiografías de nuevo en 2 semanas o realizar otras pruebas de diagnóstico por imágenes. Pueden incluir las siguientes:

  • Resonancia magnética

  • Tomografía computarizada

  • Gammagrafía ósea

  • Ecografía

Por lo general, las fracturas ocultas se ven en una resonancia magnética. Pero las resonancias son costosas. Además, pueden llevar más tiempo que otras pruebas de diagnóstico por imágenes y no están disponibles en todos lados. Es posible que no pueda hacerse una resonancia magnética si tiene un marcapasos.

Las tomografías computarizadas más nuevas son una alternativa a las resonancias. Suelen ser una buena opción si no puede hacerse una resonancia magnética. Antes de las tomografías computarizadas más nuevas, los proveedores de atención médica a menudo usaban las gammagrafías óseas. Por lo general, las fracturas ocultas se ven en las gammagrafías, pero es difícil encontrar su ubicación exacta. Otra opción es la ecografía. El proveedor puede hacer una exploración rápida con ultrasonido.

¿Cómo se trata una posible fractura oculta?

El tratamiento para la fractura oculta depende de su ubicación. En ocasiones, es suficiente con una combinación de reposo con una férula o un yeso. Si la fractura oculta está en la pierna, el tobillo o el pie, es posible que tenga que usar muletas para no cargar peso sobre la lesión. O quizás tenga que usarlas para limitar la cantidad de peso que pone sobre la lesión. Tal vez necesite usar una bota de yeso mientras se recupera.

Es posible que el proveedor de atención médica lo derive a un especialista en medicina deportiva o a un traumatólogo para que le dé tratamiento, particularmente si tiene una fractura oculta en la columna vertebral, la cadera, la parte inferior de la pierna, el tobillo o el pie. Algunas veces se requiere una cirugía para tratar las fracturas ocultas. El hueso se repara con clavos, tornillos o placas de metal.

Para sanarse, los huesos hacen un proceso de tejido. Las células que están dentro del hueso colocan elementos básicos de hueso nuevo y los remodelan hasta que vuelven a conectarse y se fortalecen. Este proceso de cicatrización puede tardar entre varias semanas y varios meses. Aun después de que los huesos hayan empezado a sanarse, es posible que pase tiempo hasta que pueda manejar las presiones como lo hacía antes.

Cuando le quiten el yeso o la férula, es probable que los músculos estén más débiles que antes. Una vez que pueda reanudar las actividades, el proveedor de atención médica quizás lo envíe con especialistas en rehabilitación. Ellos lo ayudarán a aprender ejercicios para recuperar la fuerza y la flexibilidad y para prevenir fracturas en el futuro.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de una posible fractura oculta?

Si no se diagnostica y no se trata la fractura a tiempo, el hueso quizás no se sane correctamente. A veces, incluso puede haber algunas complicaciones después de recibir el tratamiento adecuado. Las complicaciones posibles de una fractura oculta incluyen lo siguiente:

  • Dolor crónico

  • Artrosis

  • Muerte del hueso debido a la disminución de suministro sanguíneo (necrosis avascular)

  • Discapacidad

¿Qué puedo hacer para prevenir una posible fractura oculta?

Los accidentes pueden ocurrir, pero usted puede tomar algunas precauciones para reducir el riesgo de tener accidentes o de lesionarse por un accidente. También puede tomar precauciones para reducir el riesgo de fracturas por sobrecarga. Estas son algunas cosas que puede hacer:

  • Siga una dieta sana con alto contenido de calcio y vitamina D.

  • Use calzado que le quede bien y que tenga plantillas acolchadas. Cámbielas cada 3 a 6 meses.

  • Aumente su nivel de actividad poco a poco y tome descansos.

  • Alterne las actividades y haga ejercicios de fortalecimiento.

  • Si tiene riesgo de caídas, instale barras de seguridad en su casa.

  • Elimine todo lo que podría hacerlo tropezar.

  • Si tiene una afección que le debilita los huesos, hable con su proveedor de atención médica sobre las maneras de fortalecerlos.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Al hacer una actividad específica, tiene dolor que no desaparece.

  • Siente un dolor constante después de una lesión.

  • Tiene un aumento repentino del dolor.

Información clave sobre una posible fractura oculta

  • Se trata de una sospecha de hueso roto que no se ve en las radiografías.

  • Los accidentes, las lesiones por movimientos repetitivos y las presiones normales sobre huesos débiles pueden provocar este tipo de fracturas.

  • El dolor de la fractura oculta empeora con la actividad.

  • La resonancia magnética es una de las mejores herramientas para el diagnóstico de fracturas ocultas. Pero no siempre es una opción disponible.

  • El reposo puede ayudar a prevenir y tratar las fracturas ocultas.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Contact Our Health Professionals
Follow Us
Powered by StayWell
About StayWell