Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Labio leporino y hendidura del paladar en los niños

¿Qué son el labio leporino y la hendidura del paladar en los niños?

El labio leporino y la hendidura del paladar son aberturas o fisuras en el labio superior o en el paladar. Un niño puede tener labio leporino, hendidura del paladar o ambas anomalías al nacer. El labio leporino y la hendidura del paladar pueden ser las únicas anomalías congénitas o pueden presentarse con otros defectos.

El labio leporino puede ser tan leve como una muesca en el labio o tan extenso como una gran abertura que va desde el labio hasta la nariz. 

La hendidura del paladar puede dejar una abertura que se extiende hasta la cavidad nasal. Es menos visible que el labio leporino porque está en el interior de la boca. La hendidura puede tener estas características:

  • Afectar uno o ambos lados del paladar

  • Extenderse desde la región anterior de la boca o la bóveda del paladar hasta la garganta o el velo del paladar

  • Incluir el labio

¿Cuáles son las causas del labio leporino y la hendidura del paladar en los niños?

El labio leporino y la hendidura del paladar se producen cuando el feto se desarrolla en el útero materno. Los investigadores desconocen la causa exacta de estas anomalías, que pueden tener su origen en genes transmitidos por los padres, así como en factores ambientales. Entre los factores ambientales se incluye la toma de determinados medicamentos durante el embarazo, el tabaquismo o el consumo de bebidas alcohólicas durante el embarazo, las infecciones y la ingesta insuficiente de vitamina B y de ácido fólico durante el embarazo. Los padres que tienen labio leporino, hendidura del paladar o ambas anomalías, o que tienen otros hijos con este problema, corren más riesgo de tener bebés con el defecto.

¿Cuáles son los signos del labio leporino y de la hendidura del paladar en los niños?

Los signos de estos problemas pueden observarse durante el primer examen que el proveedor de atención médica le hace a su bebé. El grado de diferencia del labio o del paladar respecto de lo normal puede variar. Los signos pueden incluir lo siguiente:

  • El labio no se cierra por completo.

  • El paladar no se cierra por completo.

  • Ni el labio ni el paladar se cierran por completo.

¿Cómo se diagnostican el labio leporino y la hendidura del paladar en los niños?

El labio leporino y la hendidura del paladar pueden diagnosticarse durante el embarazo por medio de una ecografía de rutina, o bien pueden observarse durante el primer examen del proveedor de atención médica de su bebé.

¿Cómo se tratan el labio leporino y la hendidura del paladar en los niños?

Tanto el labio leporino como la hendidura del paladar pueden corregirse con cirugía.

  • Labio leporino. La primera cirugía del labio leporino suele realizarse antes de que el bebé cumple 1 año, pero lo más pronto posible.

  • Hendidura del paladar. La primera cirugía de la hendidura del paladar suele realizarse durante los primeros 18 meses de vida, pero, en este caso también, lo más pronto posible.

¿Cuáles son las complicaciones posibles del labio leporino y la hendidura del paladar en los niños?

Además del aspecto que tiene el labio leporino, otras complicaciones posibles incluyen las siguientes:

  • Problemas para comer. La ocurrencia de los problemas para comer aumenta cuando hay anomalías de la hendidura del paladar. Es posible que su bebé no pueda succionar correctamente porque el paladar no está totalmente formado. La mayoría de los bebés con hendidura del paladar no pueden mamar, pero sí es posible alimentarlos con leche materna con tetinas y biberones especiales.

  • Infecciones de los oídos y pérdida de la audición. Las infecciones de los oídos suelen deberse a problemas de los conductos que conectan el oído medio con la garganta (trompas de Eustaquio). Las infecciones que se repiten una y otra vez pueden derivar en la pérdida de la audición.

  • Retrasos en el habla y el lenguaje. Es posible que los músculos que intervienen en el habla no funcionen correctamente, lo que puede causar retrasos en el habla o una forma de hablar extraña. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo sobre la posibilidad de ver a un fonoaudiólogo.

  • Problemas dentales. El niño puede tener problemas dentales y tal vez haya que consultar con un ortodoncista, un dentista especializado en el tratamiento de los dientes desalineados y los problemas de los maxilares.

¿Qué puedo hacer para prevenir el labio leporino y la hendidura del paladar en mi hijo?

Si bien no siempre es posible prevenir el labio leporino y la hendidura del paladar, hay cosas que usted puede hacer para reducir el riesgo. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Hágase un examen previo a la gestación para asegurarse de estar sana antes de quedar embarazada.

  • Debe recibir atención prenatal habitual y completa durante el embarazo.

  • Tome ácido fólico si está intentando quedar embarazada.

  • Tome diariamente vitaminas prenatales que contengan ácido fólico durante el embarazo.

  • No fume.

  • No tome bebidas alcohólicas durante el embarazo.

Piense en la posibilidad de recibir asesoramiento genético si otros miembros de su familia tuvieron labio leporino o hendidura del paladar.

¿Cómo puedo manejar el labio leporino y la hendidura del paladar de mi hijo?

El proveedor de atención médica de su hijo colaborará con usted para determinar el mejor plan de atención para su bebé. 

La principal preocupación respecto de su bebé es que reciba una buena alimentación. La succión es difícil porque hay una abertura en el paladar que no está bien formado.

Un bebé que tiene labio leporino, hendidura del paladar o ambas anomalías tendrá necesidades de atención médica específicas. Lo que funciona bien para unos no funciona necesariamente igual para otros.

Labio leporino

Generalmente, un bebé que solo tiene labio leporino no tiene dificultades para alimentarse. Para ayudar con la alimentación, intente lo siguiente:

  • Si puede, amamante a su bebé. Esto llevará más tiempo y exigirá más paciencia. También puede extraerse su propia leche y dársela a su bebé.

  • Sostenga a su bebé en posición vertical para ayudarlo a tragar y evitar que la leche se le vaya hacia la nariz.

  • Aliméntelo con frecuencia y ofrézcale pequeñas cantidades. Esto puede ayudar a que su bebé reciba más calorías y suba de peso.

  • Pruebe diferentes tipos de biberones y de tetinas para encontrar las opciones adecuadas para su hijo. Hay muchos tipos disponibles para los bebés con labio leporino. Consulte con el proveedor de atención médica del niño para saber qué tipo es el más adecuado para su hijo.

Hendidura del paladar

Un bebé con hendidura del paladar tendrá que recibir más apoyo para alimentarse. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para determinar cuál es la mejor forma de alimentar a su bebé.

  • Si es posible, dele leche materna. Independientemente de la extensión de la hendidura, su bebé necesitará más apoyo para alimentarse. La mayoría de los bebés con hendidura del paladar no pueden tomar el pecho. Sin embargo, es posible que algunos bebés con una hendidura pequeña o estrecha que solo se encuentra en el velo del paladar puedan mamar. Los bebés con hendiduras más extensas no puede mamar. Un especialista en lactancia puede enseñarle cómo extraerse leche para dársela a su bebé con un biberón. Hay muchos tipos de biberones y tetinas especiales para un bebé con hendidura del paladar. El proveedor de atención médica del niño o un enfermero especializado en la alimentación de niños con hendidura del paladar puede enseñarle cómo alimentar a su bebé con un biberón.

Para ayudar con la alimentación, intente lo siguiente:

  • Sostenga a su bebé en posición vertical para ayudarlo a tragar y evitar que la leche se le vaya hacia la nariz.

  • Aliméntelo con frecuencia y ofrézcale pequeñas cantidades. Esto puede ayudar a que su bebé reciba más calorías y suba de peso.

  • Hable con el proveedor de atención médica del niño o con un enfermero especializado en la alimentación de niños con hendidura del paladar acerca de cuáles son las mejores posiciones y las más seguras para amamantar a su bebé o darle el biberón.

Para el tratamiento y la reparación del labio leporino y la hendidura del paladar, se emplea el abordaje de equipo. Es posible que muchos proveedores de atención médica participen en la atención de su bebé. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Cirujano plástico

  • Cirujano de la cara y la cabeza (craneofacial)

  • Médico especializado en garganta, nariz y oídos (otorrinolaringólogo)

  • Ortodoncista

  • Dentista pediátrico

  • Fonoaudiólogo

  • Asesor genético

Es posible que, además, el equipo de atención médica derive a su hijo a otros profesionales especializados exclusivamente en la afección que el niño padece.

Información importante sobre el labio leporino y la hendidura del paladar en los niños

  • El labio leporino es una fisura en el labio, y la hendidura del paladar es una fisura en el paladar.

  • El labio leporino y la hendidura del paladar se producen cuando hay un problema mientras el feto se desarrolla en el útero materno.

  • Los genes y el ambiente están implicados, pero la causa no está muy clara.

  • La cirugía es el tratamiento para el labio leporino y la hendidura del paladar.

  • La principal preocupación respecto de un bebé con hendidura del paladar es que reciba una buena alimentación. Hable con el proveedor de atención médica del niño o con un enfermero especializado en la alimentación de niños con hendidura del paladar.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Amy Finke RN BSN
Revisor médico: Ashutosh Kacker MD
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us
Powered by StayWell
About StayWell