Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Queratosis actínica

¿Qué es la queratosis actínica?

La queratosis actínica es una mancha o un bulto de piel áspera y escamosa que ha estado expuesta al sol. La mayoría de las personas tienen más de una queratosis actínica.

Esta afección es una lesión de la piel (cutánea) precancerosa muy frecuente. Con el tiempo, puede devenir en un carcinoma de células escamosas (carcinoma epidermoide). Por eso las queratosis actínicas se deben tratar. Detectarlas y tratarlas de inmediato evitará que devengan en cáncer de piel.

¿Cuáles son las causas de la queratosis actínica?

Casi todas las queratosis actínicas son provocadas por los rayos ultravioletas (UV) del sol o de las camas solares. El daño a la piel provocado por los rayos UV es acumulativo, es decir que incluso la exposición al sol breve y regular puede acumularse durante la vida de una persona y aumentar el riesgo de padecer una queratosis actínica.

¿Quiénes están en riesgo de tener una queratosis actínica?

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta las probabilidades de tener una enfermedad. Algunos factores de riesgo no se pueden controlar. Pero hay algunos hábitos que sí se pueden cambiar.

Su riesgo de tener una queratosis actínica aumenta en los siguientes casos:

  • Tiene la piel pálida, el pelo rubio o colorado, y los ojos azules, verdes o grises.

  • La piel se le quema o se le forman pecas en la piel cuando se expone al sol.

  • Ha estado expuesto a rayos UV sin protección.

  • Es mayor de 40 años.

  • Vive en un lugar donde la luz del sol es intensa todo el año.

  • Usa camas solares o lámparas bronceadoras.

  • Tiene un sistema inmunitario debilitado a causa de una quimioterapia, del SIDA o de un trasplante de órgano.

  • Tiene una afección poco frecuente que hace que la piel sea muy sensible a los rayos UV, como albinismo o xerodermia pigmentosa.

  • Trabaja al aire libre o pasa mucho tiempo expuesto a la luz del sol directa.

¿Cuáles son los síntomas de la queratosis actínica?

Las queratosis actínicas aparecen gradualmente en la capa más superficial de la piel. Se originan, principalmente, en las zonas de piel que suelen estar más expuestas al sol, como la cara, las orejas, la calva, el cuello, el dorso de las manos y del antebrazo, y los labios. Las queratosis actínicas tienden a aparecer como manchas planas en la piel de la cabeza y del cuello, aunque también pueden formarse como bultos en los brazos y las manos.

La base de una queratosis actínica puede ser clara u oscura, marrón, rosada o rojiza, o una combinación de todas estas tonalidades. O bien puede ser del mismo color que la piel, y que la diferencia se perciba a través del tacto y no tanto de la vista. La escama o la costra puede sentirse callosa, seca y áspera. En algunos casos, la mancha puede causar picazón o una sensación de pinchazos o dolor.

A veces las manchas desaparecen y vuelven a aparecer, generalmente, tras la exposición al sol. En general, suele aparecer más de una queratosis actínica.

Las queratosis actínicas que se forman en los labios se denominan queilitis actínicas y pueden hacer que los labios se agrieten y se sientan escamosos, secos y ásperos.

¿Cómo se diagnostica la queratosis actínica?

Una queratosis actínica se diagnostica cuando el paciente acude al proveedor de atención médica para que le examine un cambio que notó en la piel. El proveedor analizará y palpará el cambio en la piel, le preguntará por sus antecedentes médicos y le hará una exploración física. Posiblemente le examine toda la piel. 

Puede que también lo derive a un dermatólogo, que es un proveedor de atención médica especialista en problemas de la piel. El dermatólogo utilizará una luz especial, una lupa o una cámara para examinarle bien de cerca los cambios en la piel o el bulto. 

Por lo general, el proveedor de atención médica puede diagnosticar una queratosis actínica al examinarle y palparle la zona de la piel afectada. Sin embargo, en ocasiones una queratosis actínica puede ser muy parecida a un cáncer de piel. Por eso puede que deba realizarse una biopsia. Esta es una prueba que consiste en tomar pequeñas muestras de tejido de la mancha en la piel con una hoja o un bisturí pequeños para luego examinarlas con un microscopio y descartar un cáncer. 

¿Cuál es el tratamiento para la queratosis actínica? 

El tratamiento para la queratosis actínica apunta a extirpar o quitar la mancha, con la menor cantidad de cicatrices posibles. Puede incluir lo siguiente:

  • Crioterapia. Con este tratamiento se congela cualquier mancha visible en la piel y es el que se utiliza con mayor frecuencia.

  • Quimioterapia tópica. Estos medicamentos se aplican directamente en la piel para destruir las células afectadas.

  • Exfoliación química. Consiste en utilizar sustancias químicas fuertes para eliminar las capas más superficiales de la piel donde se originó la mancha.

  • Cirugía con láser. Durante esta intervención quirúrgica, se utilizan luces intensas para vaporizar las capas más finas de la mancha hasta eliminarlas. Se puede realizar para quitar las manchas de la cara y del cuero cabelludo y la queilitis actínica de los labios.

  • Electrodesecación y legrado. Esta intervención consiste en raspar la mancha y aplicar calor para destruir cualquier resto de célula dañada y detener el sangrado.

  • Terapia fotodinámica. Esta terapia consiste en aplicar sustancias químicas especiales en la mancha para que las células dañadas las absorban. Al cabo de unas horas, se utiliza una luz para activar la sustancia y destruir las células.

La mayoría de las queratosis actínicas pueden tratarse y curarse, aunque pueden reaparecer. Además, si tiene 1 queratosis actínica, probablemente se le formen más. Es fundamental hacerse examinar la piel regularmente después del tratamiento para detectar nuevas queratosis actínicas y el cáncer de piel.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la queratosis actínica?

Después del tratamiento, la piel se enrojecerá y le dolerá. Con el tiempo, la lesión sanará y crecerá piel nueva y sana.

Algunos de estos tratamientos intensifican la sensibilidad al sol. Hable con su proveedor de atención médica sobre esto y asegúrese de protegerse la piel contra el sol.

Es muy importante que un proveedor de atención médica le examine las queratosis actínicas y le brinde un tratamiento, ya que pueden devenir en un carcinoma epidermoide.

¿Qué puede hacer para prevenir la queratosis actínica?

Cómo prevenir la aparición de queratosis actínicas:

  • Aplíquese filtro solar con factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 30, como mínimo, todos los días.

  • No use camas solares ni lámparas bronceadoras.

  • Examínese la piel periódicamente para detectar cualquier cambio. Si nota algo raro, llame a su proveedor de atención médica de inmediato.

Información importante sobre la queratosis actínica

  • La queratosis actínica es una mancha o un bulto de piel áspera y escamosa que ha estado expuesta al sol.

  • Es causada por el daño que producen los rayos UV en la piel.

  • Las personas tienen un mayor riesgo de tener queratosis actínica si tienen la piel pálida, el pelo rubio o colorado, o los ojos azules, verdes o grises.

  • Para diagnosticar esta afección de la piel, es necesario realizar un examen cutáneo y, a veces, una biopsia.

  • Las queratosis actínicas deben tratarse porque con el tiempo pueden devenir en cáncer de piel.

  • Los tratamientos incluyen cremas, crioterapia y cirugía con láser.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Cunningham, Louise, RN
Revisor médico: Stump-Sutliff, Kim, RN, MSN, AOCNS
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us
Powered by StayWell
About StayWell