Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Fiebre tifoidea

¿Qué es la fiebre tifoidea?

Es una infección grave causada por un tipo de bacterias. Es común en el resto del mundo, pero menos en los Estados Unidos. La mayoría de los casos en este país se dan en personas que contrajeron la enfermedad al viajar a otro lugar.

La infección puede contraerse después de ingerir alimentos o de beber agua contaminados con estas bacterias.

¿Cuáles son las causas de la fiebre tifoidea?

Está causada por la bacteria Salmonella typhi. Estas bacterias se transmiten al comer alimentos o beber agua que ha sido contaminada por alguien con la enfermedad o que es portador de la infección. Se encuentran en las heces de la persona infectada. Pueden llegar a las manos de la persona o a otras partes del cuerpo si hay malas prácticas de higiene. También se puede contraer la enfermedad si el agua utilizada para beber o lavar los alimentos está contaminada con aguas residuales que contienen estas bacterias.

Las personas que se recuperan de fiebre tifoidea a veces pueden seguir teniendo la bacteria en sus heces y pueden transmitirla a otras personas. Se llaman "portadores".

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre tifoidea?

Una vez que las bacterias están en el cuerpo, aumentan en número y se extienden a la sangre. Es posible que no tenga síntomas durante los 6 a 30 días posteriores a la primera exposición. Entre los síntomas, se incluyen los siguientes:

  • Fiebre de 102 ºF a 104 ºF (39 ºC a 40 ºC)

  • Debilidad

  • Dolores de estómago

  • Dolor de cabeza

  • Falta de apetito

  • A veces, un sarpullido de manchas planas, de color rosa

  • Estreñimiento, vómitos o diarrea

Los síntomas pueden parecerse a otros problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la fiebre tifoidea?

Para diagnosticar la fiebre tifoidea, el proveedor de atención médica utilizará un análisis de sangre o una muestra de heces. Estas pruebas pueden encontrar las bacterias de la fiebre tifoidea. Pero estas pruebas son menos precisas si se acaba de contraer la enfermedad. Por ello, su proveedor también examinará sus síntomas y su historial de viajes.

¿Cómo se trata la fiebre tifoidea?

Consulte con su proveedor de atención médica de inmediato ante cualquiera de los síntomas de fiebre tifoidea. La mayoría de los adultos, por lo demás sanos, mejoran por sí solos. Pero algunas personas que no reciben tratamiento pueden tener fiebre durante semanas o meses, y a veces las bacterias pueden extenderse a otras partes del cuerpo y causar complicaciones graves.

Por lo general, se necesitan antibióticos para tratar la fiebre tifoidea.

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

Es importante recordar que el peligro de la fiebre tifoidea no termina cuando desaparecen los síntomas. Podría seguir siendo portador de las bacterias. La enfermedad también podría regresar. E incluso podría contagiar a otras personas. Es recomendable que haga lo siguiente:

  • Tome los medicamentos exactamente según lo indique su proveedor de atención médica

  • Lávese siempre las manos después de ir al baño

  • Hágase una serie de cultivos de heces. Esto se realiza para asegurar que no haya más bacterias en su cuerpo

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la fiebre tifoidea?

Las complicaciones de la fiebre tifoidea incluyen hemorragia intestinal, fiebre y debilidad persistentes, y propagación de la bacteria a diversas partes del cuerpo. Las complicaciones a veces pueden poner en peligro la vida.

Una vez que los síntomas hayan desaparecido, es posible que las bacterias de la fiebre tifoidea sigan presentes en el organismo. Haga un seguimiento con su proveedor de atención médica para asegurarse de que las bacterias han desaparecido por completo y de que usted no sigue siendo portador. También deberá mantener una buena higiene. Lávese las manos antes y después de ir al baño. Tampoco debe hacer comida para nadie más hasta que las bacterias hayan desaparecido.

¿Qué puedo hacer para prevenir la fiebre tifoidea?

La fiebre tifoidea es muy común en los países en desarrollo. Las personas que viajan a África, América Latina y los países asiáticos (excepto a Japón) son las que corren el mayor riesgo. Hay una vacuna disponible y se le recomendará si viaja a lugares de alto riesgo o realiza actividades de alto riesgo durante su estadía. El mejor momento para recibirla es 2 semanas antes de viajar. Se aconseja una vacuna de refuerzo cada 2 años para las personas de alto riesgo.

También se puede prevenir la fiebre tifoidea cuando se viaja haciendo lo siguiente:

  • Utilizar solo agua hervida o desinfectada químicamente para beber o preparar bebidas, como té o café, y para lavarse los dientes

  • Lavarse la cara y las manos. Usar un gel a base de alcohol para limpiarse las manos.

  • Lavar y pelar frutas y verduras

  • Lavar los utensilios para comer, las ollas y las sartenes

  • Lavar las superficies de las latas, botes y botellas que contienen alimentos o bebidas antes de abrirlas

Tampoco debe consumir comida de vendedores ambulantes. Cualquier alimento crudo puede estar contaminado. Evite comer lo siguiente:

  • Frutas y verduras, especialmente las que no se pueden pelar 

  • Ensaladas verdes 

  • Leche y productos derivados de la leche

  • Carne de res cruda

  • Mariscos

  • Cualquier pez capturado en arrecifes tropicales en vez de en mar abierto

Otros consejos para la prevención son los siguientes:

  • No consuma alimentos ni bebidas de procedencia desconocida.

  • No les ponga hielo a las bebidas.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si los síntomas regresan o empeoran, o si tiene síntomas nuevos.

Información importante sobre la fiebre tifoidea

  • Es una infección grave causada por bacterias.

  • La mayoría de los casos en los Estados Unidos se dan en personas que contrajeron la enfermedad al viajar a otro lugar.

  • Los síntomas incluyen fiebre alta, debilidad, dolores de estómago, dolor de cabeza y pérdida de apetito. A veces, puede aparecer un sarpullido de manchas planas, de color rosa.

  • Muchas veces se usan antibióticos para tratar esta enfermedad.

  • Para prevenir la fiebre tifoidea, beba solo agua hervida o desinfectada químicamente. Tampoco consuma alimentos crudos, que pueden estar contaminados.

  • Hable con su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de vacunarse contra la fiebre tifoidea si va a viajar a una zona de alto riesgo.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us
Powered by StayWell
About StayWell