Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Impotencia (disfunción eréctil)

¿Qué es la disfunción eréctil?

Tener disfunción eréctil (DE) o impotencia significa que no puede tener una erección. También significa que no está feliz con el tamaño o la dureza de sus erecciones, o con la duración de estas.

Antes, se creía que la DE estaba causada por problemas psicológicos. Ahora se sabe que, en la mayoría de los hombres, la causa de la DE son problemas físicos. Esta afección está más frecuentemente relacionada con el suministro de sangre al pene.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

Hay diferentes tipos y causas de la DE. Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Eyaculación precoz. Es la incapacidad de mantener una erección el tiempo suficiente para el placer mutuo debido a que el clímax llega demasiado pronto.

  • Ansiedad por el desempeño sexual. Suele estar causada por el estrés.

  • Depresión. Estar deprimido puede afectar su capacidad de tener una erección. Pero algunos antidepresivos también causan problemas de erección.

  • Impotencia orgánica. Esto compromete a las arterias o a las venas del pene. Es la causa más común de la DE, especialmente en hombres mayores. Puede estar relacionada al endurecimiento de las arterias en todo el cuerpo. Una lesión o una fuga venosa en el pene también pueden causar la DE.

  • Diabetes. La DE es común en los hombres con diabetes, porque causa endurecimiento temprano y grave de las arterias. En los hombres con diabetes, también se observan problemas con los nervios que controlan las erecciones.

  • Sistema nervioso. Varios problemas en el sistema nervioso pueden ocasionar DE. Por ejemplo, esclerosis múltiple, ataque cerebral y lesiones en los nervios y la médula espinal. Los daños en los nervios por cirugías pélvicas pueden causar DE.

  • Impotencia por medicamentos. Los medicamentos para la presión arterial, la ansiedad y la depresión, las gotas oculares para el glaucoma y los medicamentos de quimioterapia para el cáncer son solo algunos ejemplos de medicamentos que pueden causar DE.

  • Impotencia por hormonas. Las anormalidades en las hormonas pueden causar DE, como el aumento de prolactina, una hormona que se produce en la glándula pituitaria. Otros ejemplos son el abuso de esteroides por los fisiculturistas, demasiada o muy poca hormona tiroidea, y hormonas usadas para tratar el cáncer de próstata. En ocasiones poco frecuentes, tener un bajo nivel de testosterona causa DE.

  • Bajo nivel de testosterona. Tener un bajo nivel de testosterona puede estar asociado a la DE.

  • Elecciones en el estilo de vida. Fumar, consumir demasiado alcohol, tener sobrepeso y no hacer actividad física también pueden causar DE.

¿Quién está en riesgo de padecer disfunción eréctil?

La DE es un síntoma que está asociado a muchos problemas de salud; por ejemplo:

  • Problemas en la próstata

  • Diabetes tipo 2

  • Testículos que no fabrican hormonas correctamente (hipogonadismo)

  • Presión arterial alta

  • Enfermedad vascular y cirugía vascular

  • Enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca

  • Alto nivel de colesterol

  • Niveles bajos de colesterol HDL (lipoproteínas de baja densidad)

  • Trastornos del sistema nervioso

  • Curvatura en el pene (enfermedad de Peyronie)

  • Depresión, estrés o ansiedad

  • Consumo de alcohol

  • Problemas en las relaciones

  • Muchas enfermedades crónicas, especialmente insuficiencia renal y diálisis

  • Tabaquismo, que empeora los efectos de otros factores de riesgo, como enfermedad vascular o presión arterial alta

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción eréctil?

El síntoma de la DE es la imposibilidad de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales. La DE pueden significar que no pueda tener una erección en absoluto, que no pueda tener una erección de forma constante, o que solo tenga erecciones breves.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?

El diagnóstico de la DE puede incluir:

  • Revisión de los antecedentes médicos y sexuales. Esto puede revelar afecciones que causen la DE. También puede ayudar al proveedor de atención médica a distinguir entre problemas de erección, eyaculación, orgasmo y deseo sexual.

  • Examen físico. Se hace para buscar un problema subyacente; por ejemplo:

    • Un problema en el sistema nervioso. Quizás tenga este problema si el pene no tiene la reacción esperada al tocarlo de determinada manera.

    • Características sexuales secundarias. Determinados aspectos, como el crecimiento de vello, pueden ser un indicio de problemas hormonales relacionados con el sistema endocrino.

    • Características anormales del pene. Esta podría ser la causa de la DE.

  • Análisis de laboratorio. Estos pueden incluir recuentos de células sanguíneas, análisis de orina, análisis de colesterol y mediciones de creatinina y enzimas hepáticas. Cuando el poco deseo sexual es un síntoma, controlar los niveles de testosterona en la sangre puede servir para detectar problemas en el sistema endocrino.

  • Ecografía del pene. Se usa para medir el flujo de sangre en el pene.

  • Examen psicosocial. Ayuda a detectar factores psicológicos que puedan estar afectando su desempeño. Es posible que también entrevisten a su pareja sexual.

¿Cómo se trata la disfunción eréctil?

El tratamiento para la DE dependerá de la causa del problema. Algunos de los tratamientos que pueden usarse incluyen los siguientes:

  • Cambios en el estilo de vida. Estos incluyen reducir el consumo de alcohol, dejar de fumar, adelgazar y aumentar la actividad física.

  • Revisar sus medicamentos. Quizás deba reducir o cambiar los medicamentos que puedan estar asociados a la DE.

  • Psicoterapia. Puede usarse para ayudar a disminuir el estrés y la ansiedad que pueda estar asociada con las relaciones sexuales.

  • Medicamentos con receta que se toman por boca (vía oral). Se usan con frecuencia para tratar la DE. Hay muchos tipos diferentes de medicamentos.

    • Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que usa. Esto incluye los medicamentos recetados y de venta libre, vitaminas, hierbas y suplementos. Existen interacciones que pueden ser peligrosas entre los medicamentos que se usan para tratar la DE y algunos medicamentos comunes.

    • Los hombres no deberían tomar estos medicamentos si tienen antecedentes de ataque al corazón o ataque cerebral, o si tienen un trastorno de sangrado o úlceras estomacales.

  • Medicamentos recetados que se inyectan en el pene o se introducen en la uretra. Esta es otra opción disponible.

  • Terapia de testosterona. Puede mejorar la energía, el estado de ánimo y aumentar el deseo sexual en hombres mayores que tienen un bajo nivel de testosterona. No se recomienda en hombres que tengan niveles normales de testosterona para su edad, porque existe un riesgo de hipertrofia de próstata y otros efectos secundarios.

  • Dispositivos de vacío. Pueden usarse para crear una erección usando un vacío parcial para llevar sangre hacia el pene. Luego se coloca un aro de plástico alrededor de la base del pene para mantener la sangre durante la relación sexual.

  • Implante peneano. Se coloca por medio de una cirugía si otros tratamientos no funcionan. Los tipos de implantes que se usan para tratar la DE son los siguientes:

    • Implantes inflables. Se coloca una bomba en el escroto y 2 cilindros en las cámaras de erección del pene. La bomba mueve una solución salina en los cilindros para provocar una erección. También quita la solución salina para desinflar el pene.

    • Implantes maleables. Se colocan dos varillas semirrígidas pero maleables en las cámaras de erección del pene. Esto permite al hombre manipular el pene para colocarlo en una posición erecta o no erecta.

Vivir con disfunción eréctil

La DE puede causar dificultades en la pareja. Muchas veces, los hombres no tienen relaciones sexuales porque se sienten avergonzados. A su vez, su pareja puede sentirse rechazada o inadecuada. Es importante que usted hable abiertamente con su pareja. Algunas parejas pueden hacer juntas el tratamiento para la DE. Otros hombres prefieren recibir tratamiento sin el conocimiento de su pareja. No hablar sobre el problema puede ser el obstáculo principal para conseguir tratamiento. La pérdida de la función eréctil puede tener un impacto muy profundo en los hombres. La buena noticia es que, con frecuencia, la DE se puede tratar de forma segura y eficaz.

Sentirse avergonzado por la DE puede impedir que el hombre reciba la atención médica que necesita. Esto puede retrasar el diagnóstico y el tratamiento de afecciones subyacentes más graves. La DE suele estar asociada a un problema subyacente, como enfermedad cardíaca, diabetes, enfermedad hepática y otras afecciones. Hable con su proveedor de atención médica si tiene problemas con la DE. Hay ayuda disponible.

Puntos clave acerca de la disfunción eréctil

  • Tener disfunción eréctil (DE) o impotencia significa que no puede tener una erección. También significa que no está feliz con el tamaño o la dureza de sus erecciones, o con la duración de estas.

  • Hay muchos tipos y causas diferentes de la DE. Problemas de salud mental, problemas físicos, determinadas enfermedades y afecciones, determinados medicamentos recetados y las elecciones en el estilo de vida se han vinculado con la DE.

  • Los exámenes físicos y psicológicos son una parte fundamental del diagnóstico de DE. Es posible que también le hagan análisis de sangre y orina.

  • La DE se puede tratar. Los tratamientos se basan en la causa del problema y pueden incluir cambios en el estilo de vida, medicamentos recetados o implantes peneanos.

  • La DE puede causar dificultades en una pareja. Muchas veces, se incluye a la pareja del hombre en el diagnóstico y el tratamiento de la DE.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Marc Greenstein MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell